Consideraciones para una buena gestión del cambio en la empresa

Se entiende por gestión del cambio a la toma de decisiones interconectadas dentro de una organización, cuyo objetivo es facilitar la implementación de nuevos procesos para beneficiar a la compañía. Sin embargo, dicho proceso puede ser bastante complejo ya que implica salirse de la zona de confort, generando tensión e incertidumbre entre los trabajadores y por ende afectando el clima organizacional.

De tal manera que, los líderes deben ser capaces de anticipar los cambios y crear una estructura empresarial lo bastante flexible como para responder a ello. Así como también, debe existir un rápido acceso a la información y una formación adecuada en dichos procesos.

En base a esto, se deben considerar los aspectos del diagrama presentado a continuación:

  1. Diagnosticar: se debe partir por realizar un diagnóstico general, que permita entender el punto en el que se encuentra la organización, revisión de los objetivos y hacia donde se quiere llegar en cada etapa, tomando como referencia los procesos diarios y los recursos con los que cuenta la compañía para apoyar el cambio. Es importante que los cambios impliquen el mínimo nivel de estrés y para esto se debe conocer la cantidad de esfuerzo que deberá emplearse para llevar a cabo el proceso de cambio.
  2. Planificar acciones: teniendo claro cuáles son los objetivos de la organización, los recursos con los que se cuenta y el punto en el que se encuentra la empresa, lo siguiente es generar un plan estratégico (que se acople con la situación financiera de la compañía) que permita concienciar e involucrar a todos los colaboradores entendiendo los beneficios del cambio y cómo será el futuro de la empresa.
  3. Accionar: luego implementar y supervisar continuamente el plan de acción. Para esto, es indispensable levantar líderes influyentes de todos los sectores importantes involucrados en la empresa. Que sean capaces de motivar y movilizar al personal en una gestión efectiva.
  4. Reforzar: se debe realizar un análisis profundo que permita identificar aquellas estrategias que están funcionando y las que no. De esta forma, se puede potenciar aquello que está dando frutos y lo que no, es ideal reformular y cambiar de acción. Para este punto es muy importante comunicar resultados positivos a todos los colabores para reducir la incertidumbre y aumentar la motivación.

Un elemento clave a considerar en cada uno de estos aspectos es la comunicación como foco fundamental en todo procedimiento que se realice. Se debe mantener informado al personal de los beneficios y oportunidades del cambio. Resaltar los logros alcanzados y reforzar las áreas menos fuertes.

Un abordaje efectivo en la gestión del cambio sin duda puede marcar la diferencia en el curso de la productividad empresarial.

Doctum, ha podido suplir las necesidades de las empresas en la gestión de documentos y de contratos, es por eso, que a través de un incansable espíritu de trabajo, una unidad laboral y una generación de confianza con nuestros clientes, Doctum ha solucionado problemas, como la gestión de los documentos.

Para más información de los productos de Doctum, haz clic aquí.